Recomendaciones de Expertos

Valoración e intervención en las caídas en el mayor

Carlos García Domínguez · Enfermería · 14/11/16

Introducción

Las caídas forman parte de los síndromes geriátricos. Como tales, su etiología puede ser múltiple, por diversas enfermedades y por otros síndromes geriátricos. Al mismo tiempo puede ser causa de síndromes geriátricos.

Así por ejemplo, la incontinencia con urgencia miccional puede hacer que el mayor deambule con más prisa de la habitual y que, yendo hacia el baño, sufra una caída. La caída, al mismo tiempo, puede provocar una cascada de efectos indeseados temibles.

Una cadena causa-efecto no infrecuente podría ser: una caída provoca fractura de cadera, que provoca inmovilismo. El inmovilismo causa sarcopenia, osteopenia, incontinencia urinaria, úlceras por presión, mayor facilidad para broncoaspiración y delirium. Esto puede favorecer la aparición de septicemias, neumonía por broncoaspiración, etc. incrementando tiempo de estancia hospitalaria e incluso el fallecimiento.

La enfermera debe identificar los factores de riesgo de las caídas y actuar sobre ellos, identificando a los mayores con más riesgo de sufrirlas. Además debe saber cómo actuar en caso de caída.